¿Cómo hacer una huerta en nuestro hogar?

Lo primero que debemos saber es que cultivar en macetas es una opción que está al alcance de todos, y que se puede hacer aún sobre un rincón de la mesada de nuestra cocina.

Te sugiero algunas indicaciones que habrá que tener presentes para obtener mejores resultados.

¿Cúantas horas de luz necesitan?

Debemos saber que la planta necesita energía lumínica para poder crecer. Las hortalizas de fruto y raíz requieren por lo menos unas cinco horas de luz de forma directa. En cambio las de hoja requieren de sólo tres horas de luz directa.

¿Qué tierra comprar?

Acá debemos tener muy presente que la calidad del suelo es fundamental. Debemos colocar tierra sana en las macetas. Lo mejor y lo que les recomiendo es usar un abono orgánico maduro. Esto significa que la tierra no debe tener desechos químicos, pero sí necesita contar con los nutrientes suficientes para su óptimo desarrollo.

¿Qué recipientes utilizar para cultivar?

Podemos usar las “macetas jardineras tradicionales” o también podemos recurrir a los recipientes especialmente diseñados para los cultivos, que son de forma vertical.

Estos últimos tienen como ventaja su altura, ya que permite que no tengamos que estar agachándonos todo el tiempo para cuidar de nuestros vegetales. De este modo también cuidaremos nuestra columna.

Es recomendable utilizar una maceta de 20 cm como mínimo para cultivar las lechugas y otras opciones de hojas verdes, y para el caso de los tomates se recomienda una maceta de 40 cm.

¿Qué cantidad de agua necesita?

Esta es una pregunta típica, y su respuesta es que la clave está siempre en el equilibrio. Antes todo, la maceta debe tener un agujerito en la base para que pueda drenar.

Lo que se recomienda, es regar la maceta o el recipiente contenedor, hasta que empiece a gotear ( esto es parar cuando la época del año sea en verano) y en el caso del invierno, hay que regar un poco menos para poder evitar la formación de hongos.

¿Qué semillas elegir para plantar?

La clave estará en escoger semillas que sean de buena calidad, pueden ser tanto de variedades locales, como de variantes ecológicas certificadas. Es muy importante conocer qué cultivo es bueno para cada estación del año, ya que no se puede cultivar en cualquier época.

¿Cómo podemos evitar las plagas?

Para este problema debemos evitar que la planta desarrolle pulgón, cochinilla o mosca blanca. Se recomienda el uso de agua, alcohol de ajo y jabón blanco.

En los cultivos orgánicos no se usan plagicidas, y ahora existen cada vez más productos, que también son orgánicos, para combatir las plagas, sin la necesidad de utilizar venenos sobre los alimentos que luego iremos a ingerir.

¿Cuándo podemos comenzar la huerta?

Podemos comenzar en realidad en cualquier época del año. Lo importante será cultivar las plantas que se corresponden con cada temporada o estarción del año requerida

La mayoría de las hortalizas son plantas anuales y cuentan con un ciclo de vida corto. Como en invierno las plantas crecen más lentamente que en el verano, será un buen momento para comenzar una huerta, mucho más si eres un principiante, ya que no tendrás que lidiar con los problemas de las plagas, que aparecen con más intensidad con el calor en la época del verano.

Veamos cómo se clasifican las verduras y las hortalizas.

Podríamos clasificar los mismos en tres grupos. Están los que se cultivan todo el año, como es el caso de los cultivos de raíz, aqui tenemos a los rabanitos, las remolachas y las zanahorias, las lechugas, acelga y el apio se pueden sembrar en cualquier momento del año también.

Los que se cultivan en época de otoño e invierno, son los coles como el brócoli y el coliflor y las arvejas.

Los que se cultivan en la primavera o el verano, son los cultivos de fruto, como los tomates, las berenjenas, los pimientos, los pepinos, y los zapallos.