Cultivo de Zanahorias

La zanahora pertenece a la familia de las umbelíferas, en la misma familia encontramos al apio, el hinojo y el perejil.

Nutricionalmente se destaca por su altísimo contenido en Vitamina A, la cual es fundamental para la piel, también es excelente para la vista, especialmente para prevenir nuestra vista de las cataratas.

Si bien se puede cultivar en cualquier época del año, sugerimos no hacerlo en los meses más fríos del invierno.

La zanahoia se siembra directamente, o sea que no se hace semillero.

El tiempo de demora ronda entre los dos a tres meses para su cosecha desde su plantación. Entre los meses de abril y julio se destaca como la mejor época para cultivarla.

Una vez que han germinado, es importante aclararlas, esto significa que debemos escoger aquellas plantas que vamos a dejar y luego eliminaremos las que nos sobren. Esto se hace para que la raíz se desarrolle en óptimas condiciones.

Para cultivar la zanahora debemos elegir macetas muy profundas para que permitan un adecuado desarrollo de la raíz.

Se asocian perfectamente con las cebollas, las cuales van a cumplir la función de repeler a la principal plaga, la llamada “mosca de la zanahoria”.

Al momento de cultivar la zanahoria hay que tratar de evitar combinar este cultivo con las hortalizas de su misma familia.

Preparando el terreno

Lo primero que hay que hacer es dejar las zanahorias en agua. Las semillas las echamos en agua para que así se vayan humedeciendo y sea más facil para que germinen. Las dejaremos más o menos una hora y mientras tanto iremos preparando el terreno.

Vamos a remover un poco la tierra donde van a ir las semillas de las zanahorias, puede ser que comiencen a visualizar algunas lombrices en la tierra, esto será muy buena señal de que nuestro terreno es óptimo.

Una vez que pase la hora (luego de dejar las semillas en remojo) comenzaremos a sembrar. Verán que es un poco difícil manejarlas, entonces lo que haremos será como espolvorearlas.

Lo que podemos hacer es colar las semillas previamente y luego espolvorealas para que caigan poco a poco y no todas juntas.

Luego de haber esparcido todas las semillas, lo que tendremos que hacer es cubrirlas con un poco de turva (simplemente con cubrirlas es más que suficiente).

Le podremos turba porque como es una tierra bastante suelta, será más simple para germinar y aparte como mantiene muy bien la humedad y las zanahorias necesitan bastante humedad, es ideal.

Una vez que tengamos sembradas las zanahorias, en principio, tardarán entre 10 y 15 días en germinar.

Recuerden que es muy importante que la tierra esté siempre húmeda. Este es un sistema que a mí personalmente me ha resultado bastante bien, pero sepan que no es el único que hay, espero que les sirva.

Si quieres saber más sobre este tema, te sugerimos continuar visitando nuestra página web donde iremos incorporando cada semana nueva información sobre frutas, hierbas y vegetales para cultivar desde nuestro hogar.